Cruzó el desierto de Arizona volando atado a globos de helio

David Blaine, el conocido ilusionista norteamericano, realizó su última hazaña este miércoles, ascendiendo unos 7.589 metros (24.900 pies) en el cielo de Arizona colgado de un racimo de globos gigantes, antes de lanzarse en paracaídas de vuelta a la tierra.

“Es como magia, se siente como si estuviera flotando en el aire”, dijo Blaine por radio a su equipo en tierra después de elevarse suavemente sobre una pista de aterrizaje en Page, Arizona, conectado a decenas de globos.viaje globo

El llamado “performer extremo” despegó alrededor de las 07:30 horas locales. Gradualmente dejó caer pequeñas pesas para acelerar su ascenso, se puso un paracaídas a mitad del vuelo y se colocó una máscara de oxígeno mientras se acercaba a los 7.000 metros. Blaine, de 47 años, tiene una historia de realizar hazañas de resistencia de alto perfil y alto riesgo. Sus acrobacias incluyen encerrarse en una pecera, meterse en un bloque de hielo durante dos días en Times Square y estar de pie sin ataduras sobre un pilar alto y delgado por 35 horas en la ciudad de Nueva York.

La hazaña de este miércoles duró unos 30 minutos. Al llegar a los 7.589 metros de altura, Blaine se soltó de los globos y descendió en caída libre unos 30 segundos antes de desplegar un paracaídas. “Wow, eso fue increíble”, gritó Blaine en su radio cuando estuvo de regreso en tierra. La hazaña, transmitida en Youtube, no pareció haber tenido fallas de ningún tipo.

Dejanos tu comentario