En seis meses el déficit se disparó a casi $900.000 millones y alcanzó el 3% del PBI

El gasto público aceleró por las medidas contra el coronavirus y creció 72%. Los ingresos subieron solo 7%.

Martín Guzmán prometió tomar medidas tras el coronavirus para controlar el déficit.

La crisis económica y sanitaria obligó al Gobierno a aumentar el gasto público para financiar las medidas de asistencia a empresas y familias durante la cuarentena. Como consecuencia de esa expansión de las erogaciones, en el primer semestre del año el déficit primario alcanzó el 3% del PBI.

De acuerdo a datos oficiales publicados este miércoles por el Ministerio de Economía, en junio el sector público tuvo un rojo en sus cuentas cercano a los $250.000 millones. En la comparación interanual, el salto del déficit fue de 3700%, ya que ese mes del año pasado la cifra había sido de apenas $6500 millones.

La distancia entre los ingresos que tiene el Estado -principalmente por recaudación de impuestos- y el volumen de los gastos volvió a explicar en junio el pronunciado déficit primario. Entraron a las cuentas públicas $400.000 millones mientras se gastaron poco más de $655.000 millones.

Con los mercados de capitales aún cerrados para conseguir financiamiento, esa diferencia entre los ingresos y gastos fueron financiados principalmente por la emisión de dinero del Banco Central. Para poner en contexto, los ingresos apenas aumentaron 7% medidos de forma interanual, mientras que las erogaciones lo hicieron 72%.

“Las erogaciones en concepto del IFE y el Programa ATP concentraron cerca de $99.750 millones del incremento. Por su parte, el programa Alimentar registró un incremento de $8050 millones y las asignaciones en materia de Apoyo al Empleo aumentaron alrededor de $2950 millones”, explicó Hacienda.

Además, el congelamiento de las tarifas durante la pandemia también tuvieron un impacto en las cuentas públicas. “En el marco de la emergencia económica y la consecuente contención de las tarifas de los servicios públicos, los subsidios a la energía en junio registraron un incremento interanual de $26.022 millones (115%)”, explicó el ministerio.

En los primeros seis meses del año, el déficit primario acumulado llegó a los $889.000 millones. Según distintos cálculos de consultoras, esto implicaría al menos 3% del PBI. Como referencia, al final de 2019 el rojo fiscal -sin contar el pago de intereses de deuda- era de 0,4% del Producto.

En los últimos días el presidente Alberto Fernández y el ministro Martín Guzmán hablaron sobre el incremento del desequilibrio fiscal y afirmaron que buscarán tomar medidas una vez que pase la crisis por el coronavirus para mantener a raya el déficit.

“El déficit fiscal aumentó y estamos en una situación mucho más delicada que en la situación pre COVID-19, cuando empezamos a reestructurar la deuda. Una importante meta es contener el déficit fiscal. Vamos a tomar todas las acciones para que el déficit fiscal esté bajo control a la vez que protegemos a aquellos que están en momentos críticos”, dijo Guzmán semanas atrás ante el Consejo de las Américas.

En ese mismo foro, este martes Alberto Fernández afirmó: “Hay un objetivo último y es que el equilibrio fiscal se mantenga. Sé que digo esto en medio de una situación en que el Estado en todo el mundo tiene que hacer un enorme esfuerzo. Pero el objetivo no es vivir con déficit”.

Dejanos tu comentario