ESPAÑA: El botín que persigue el independentismo

Por Alfredo Cieres

La vergüenza se concretó y será recordada en España y Europa en cada 1 de Octubre. Los errores de Barcelona y de Madrid han evocado los fantasmas de la historia, incluyendo las represiones de la Guardia Civil; y ahora no saben dominar las fuerzas que han despertado; sin un esfuerzo serio de mediación hasta ahora, ni de la monarquía ni por Bruselas. Ahora, en el corazón de uno de los estados más antiguos del Europa.
Cataluña no es una tierra oprimida por un conquistador. Es la región más rica de España; y también se ha debido al sudor y la sangre de los obreros andaluces, a los trabajadores de albañilería, a los trabajadores manchegos, a los trabajadores de las regiones más pobres. Sus hijos son a veces despedidos por separatistas. Pero la forma en que ocurrió la violencia de este domingo es el resultado de una serie de forzamiento impuesto por una minoría ruidosa a una mayoría a contramano.
Los extremistas catalanes, sin embargo, han encontrado un aliado impredecible en Mariano Rajoy. No fue fácil pasar del lado equivocado, ante una secesión abrumadora y confusa; pero el primer ministro ha tenido éxito. Él dramatizó el enfrentamiento, no encontró una solución política, ni impidió el voto. El juego de la irresponsabilidad incondicional ha puesto a la Guardia Civil frente a manifestaciones de masas, como en tiempos de guerra y dictadura. Los gobiernos de Madrid y Barcelona se han lanzado unos contra otros como dos temerosos.-
Sólo hay una explicación lógica para el comportamiento de Rajoy. Su gobierno es muy débil, se basa en la abstención de los socialistas y puede caer de un momento a otro. En Cataluña el partido popular casi no existe, y no tiene mucho que perder.
Pero mostrar el rostro feroz lo fortalece en el resto del país, donde la opinión pública se opone firmemente a la secesión, excepto cuando los movimientos separatistas han levantado la cabeza, listos para completar la desintegración de España.
Este día no celebró un referéndum de independencia, por el contrario, una fecha de temer donde la insensatez, la incompetencia de una Generalitat dirigida por carentes de entendimiento y el estéril e infructífero de un Gobierno desaparecido se aparearon para engendrar la anarquía, el objetivo de Puigdemont.

Dejanos tu comentario