Guido Pella fue separado de Cincinnati porque su preparador físico tiene coronavirus

Aunque el tenista de Bahía Blanca dio negativo en su test, estará aislado durante dos semanas por precaución. Llegaría muy justo al US Open.

Guido Pella fue separado de Cincinnati porque su preparador físico tiene coronavirus.

El tenista argentino Guido Pella no formará parte del Masters 1000 de Cincinnati que comenzará el sábado en Nueva York ya que su preparador físico, Juan Manuel Galván, padece coronavirus. Eso llevó a la Asociación de Tenis de los Estados Unidos (USTA) y al Departamento de Salud del Estado de Nueva York a separarlo y ponerlo en cuarentena durante 14 días por precaución, debido a su estrecho vínculo con el infectado.

“La USTA informó un positivo hace dos días y lamentablemente es mi preparador físico, Juan Manuel Galván. Por el estrecho contacto que tuvimos con él, mi entrenador José Acasuso y yo, estamos en nuestras respectivas habitaciones cumpliendo aislamiento obligatorio de 14 días y no jugaré Cincinnati”, explicó apesadumbrado Pella, en un video que subió a su cuenta de la red social Instagram.

El tenista nacido en Bahía Blanca hace 30 años y ubicado en el puesto 35 del ranking mundial de la ATP agregó: “Los dos test, tanto el mío como el de José, (Acasuso) dieron negativos, estamos perfectos, no sentimos nada. Mi preparador físico está transitando esta enfermedad de manera asintomática, se siente perfecto, está en la habitación y desde ese lado, somos bastante afortunados, pero lamentablemente el torneo me retiró de Cincinatti, por lo menos, por estos 14 días”.

Además, Pella comentó que “ahora vendrán testeos regulares” y el próximo se lo harán en dos días, “para ver si pasa de negativo a positivo” y determinar si se presenta algún síntoma. Pella aclaró que “la comunicación con los médicos es fluída” y le hacen los testeos cada vez que él lo solicita.

“Tengo una comunicación muy fluida con la ATP, pero quería comentar esto, porque dentro de unas horas -si es que ya no pasó- la ATP va a informar que yo me bajaba del torneo, pero quería informar que era por esto”, sentenció.

“Mala suerte que me haya tocado a mí, dentro de los 1400 test que hicieron. Pero no queda otra que pasarlo, quedarme en la habitación y hacer todo lo posible que estas dos semanas pasen rápido y ojalá pueda llegar a jugar el US Open (empieza a fin de mes)”, afirmó. No obstante, Pella dijo que no quería “adelantar mucho”, dado que “la cabeza puede jugar una mala pasada”.

La noticia de que la USTA había encontrado un resultado positivo entre los 1400 test efectuados desde el 13 de agosto pasado en la ‘burbuja’ sanitaria de Nueva York donde se jugará el Masters 1000 de Cincinnati y luego el US Open, había encendido la alarma en el ambiente tenístico, a un puñado de días de la reanudación del circuito interrumpido desde marzo por la pandemia.

El argentino no fue el único separado del torneo, también se tomó esa decisión con el boliviano Hugo Dellien (94) por haber estado en estrecho contacto con Galván, quien lo prepara físicamente.

Los tenistas que competirán tanto en Cincinnati como en el US Open permanecen aislados en una ‘burbuja’ sanitaria especialmente diseñada, donde son sometidos periódicamente a testeos para comprobar si están sanos.

Dejanos tu comentario