Reforma judicial: el Gobierno apura la votación en el Senado y afronta una mayoría en contra en Diputados

Se debatirá en la próxima sesión en el recinto. En la Cámara baja no tiene aún la mayoría para aprobarla.

El oficialismo cuenta con los votos en el Senado para dar media sanción a la reforma judicial.

El proyecto de Ley de Reforma Judicial enviado por el Poder Ejecutivo, y que busca modificar la organización y competencia de la Justicia Federal, obtuvo dictamen en comisión en el Senado y está listo para ser debatido durante la próxima sesión.

La iniciativa contó con el apoyo de los legisladores del Frente de Todos, en tanto que el interbloque de Juntos por el Cambio y sus aliados se opusieron, lo que generó varios cruces con el oficialismo. El proyecto crea la Justicia Federal Penal, mediante la consolidación de los fueros Criminal y Correccional Penal y Penal Económica.

Entre otros puntos, se prevé la unificación de las Cámaras de Apelaciones y la creación de tribunales orales; se establece que los concursos del Consejo de la Magistratura para cubrir nuevos juzgados deben realizarse por prueba de oposición oral y pública; y se traspasa a la Ciudad de Buenos Aires la totalidad de los delitos no federales cometidos en su territorio.

No obstante, la titular de la Comisión de Asuntos Constitucionales, la santafesina María de los Ángeles Sacnun, anunció algunos cambios a la iniciativa original como la de otorgarle mayor transparencia a los sorteos de las causas, que deberán ser filmados; sumar las audiencias públicas a la selección de magistrados; y la no unificación de los fueros Civil y Comercial con el Contencioso Administrativo.

No obstante, Sacnun recordó que el proyecto que llevarán al recinto la semana que viene podría seguir siendo modificado hasta el momento de iniciar el debate.

Críticas de la oposición y búsqueda de votos en Diputados
El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Luis Naidenoff, reiteró que “acá la justicia se reforma en interés de la política”, que “lo que desvela a los argentinos pasa por una crisis sanitaria y económica asfixiante.

Naidenoff reclamó “parar la pelota con este proyecto” y le sugirió al oficialismo que “escuchen las demandas de la sociedad para gobernar bien” para luego señalar: “La gran reforma de la justicia penal la firma en soledad el oficialismo”.

Finalmente, el bonaerense Esteban Bullrich -que vivió un blooper en pleno debate- advirtió que “el Senado se ocupa más de los problemas de algunos dirigentes del oficialismo que de la gente”. “La oposición no está en contra de la Argentina. Hacemos aportes permanentemente en los proyectos que atienden a la gente”, aseguró.

El trámite en el Senado aparece como favorable para el Frente de Todos. El oficialismo parte con una cuenta de 41 votos a favor. Incluso tendría una más si se cuenta el de la vicepresidenta Cristina Kirchner. Juntos por el Cambio, en tanto, juntaría 29.

Con la media sanción en el bolsillo, el frente oficialista deberá trabajar para conseguir las voluntades necesarias en Diputados para convertir el proyecto en ley. La bancada que dirige Máximo Kirchner tiene 119 integrantes.

Esa suma no sería suficiente. El principal interbloque opositor junta 116 diputados. Unos 22 votos serán los que se disputarán ambos polos para llegar a un desempate.

Por un lado, Consenso Federal -que representan a Roberto Lavagna- adelantó su rechazo al proyecto y tiene 3 legisladores de los 11 del Interbloque Federal. Dentro de este último grupo se encuentra Córdoba Federal -el espacio que responde al gobernador Juan Schiaretti-, que este miércoles también se expresó en contra de la iniciativa y tiene 4 diputados.

Por otro, el interbloque liderado por el mendocino José Luis Ramón tiene 8 asientos y hay otros 3 escaños independientes a disputar.

Dejanos tu comentario