Congreso de la CTAA reclamó que el IFE sea universal, paritarias libres y Consejo del Salario

El Congreso Extraordinario de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA) reclamó hoy que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) sea “universal” y alcance a todo mayor de 18 años y hasta 65 que no tenga empleo, solicitó “paritarias libres” y la convocatoria al Consejo del Salario Mínimo.

El ministro de Trabajo, Claudio Moroni, y el expresidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Evo Morales, elogiaron hoy “la tarea y el compromiso de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma (CTAA)”, al participar esta mañana de forma virtual, ante más de 600 delegados de todo el país, en el Congreso Extraordinario del espacio sindical que lidera Ricardo Peidro.

El dirigente de los visitadores médicos (AAPM) y los adjuntos Hugo Godoy (estatales) y Claudia Baigorria (universitarios) homenajearon a los trabajadores de la salud fallecidos durante la pandemia de coronavirus y ofrecieron “un informe político”, en el que sostuvieron que la central continuará aplicando sus estrategias históricas para avanzar frente al privilegio de los de siempre”.

Luego de varias horas de debate en comisiones, los dirigentes resaltaron que “el triunfo electoral del pueblo de agosto último en las PASO sepultó las intenciones macristas de perpetuar su experiencia”, y sostuvieron que la actual crisis “se superará si se priorizan las condiciones de vida de los trabajadores y los sectores populares y se revaloriza el rol del Estado”, puntualizó un documento de prensa.

Los congresales afirmaron que el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) fue “la medida oficial más importante adoptada durante la emergencia”, aunque ratificaron que debe transformarse en “un ingreso universal”, a la vez que detallaron que tiene que alcanzar a todo mayor de 18 años y hasta 65 que carezca de empleo registrado y garantizar “las tareas del cuidado con un monto igual al salario mínimo, vital y móvil”, según dijeron Peidro, Godoy y Baigorria.

Además, realzaron que es preciso universalizar y aumentar la Asignación Universal por Hijo (AUH) para asegurar que “un hogar supere la línea de pobreza”, y reclamaron la convocatoria al Consejo del Salario y paritarias libres.

El Congreso Extraordinario también exigió “la suspensión de los pagos de la deuda externa y una auditoría sobre sus montos”, y aclaró que “la negociación del Gobierno con los acreedores privados despejó los vencimientos pero no solucionó el problema del endeudamiento de la Argentina”, añadieron.

Por otra parte, la CTAA rechazó la posibilidad de que el Fondo Monetario Internacional (FMI) imponga “sus tradicionales condicionamientos” de cara a las negociaciones por la deuda que el país tiene con el organismo y demandó que “se denuncien las múltiples irregularidades en las que incurrió para favorecer al macrismo”.

Asimismo, los congresales respaldaron “el aporte solidario extraordinario contemplado en el proyecto de ley sobre el sector más opulento del país”, aunque reclamaron profundizar la iniciativa, ya que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) detectó 32 mil fortunas de más de un millón de dólares, lo que casi triplica a quienes están alcanzados.

“Hay 114 mil fortunas mayores a un millón de dólares”, señalaron los dirigentes, quienes, en otro orden, se pronunciaron por “un modelo de crecimiento económico a partir de la redefinición del rol de las empresas energéticas, la creación de una compañía estatal y pública para garantizar la soberanía alimentaria y un nuevo sistema financiero, cuyo eje sea un banco de desarrollo nacional”.

También reclamaron “la soberanía científico-tecnológica, monetaria y comunicacional”, y exigieron profundizar la democracia para potenciar “la participación de los trabajadores a través de la libertad y democracia sindical” y determinar mecanismos directos y semidirectos para la adopción de decisiones.

Dejanos tu comentario