EL GOBIERNO CELEBRÓ QUE LA PROCURADORA GILS CARBÓ HAYA RENUNCIADO AL CARGO

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, consideró que la renuncia elevada hoy por la procuradora general de la Nación, Alejandra Gils Carbó, que se hará efectiva a partir del 31 de diciembre próximo, es una “una contribución para que podamos trabajar todos en función de fortalecer la independencia y la eficacia” de la Justicia.
Peña sostuvo que el Gobierno celebró la renuncia presentada por Gils Carbó, pero al mismo tiempo remarcó que “es clave entender” que la reforma del Ministerio Público Fiscal “es independiente de las personas”; sus dichos se dieron en el marco de la rueda de prensa que brindó en el CCK, tras la convocatoria al diálogo realizada por el presidente Mauricio Macri.
“Discusiones sobre algunas zonas grises deberían ser corregidas ahora, que no hay duda de que no es una discusión sobre una persona”, antes de remarcar que “el Congreso lo tiene en agenda y lo debe poder discutir”, reclamó Peña al señalar que desde el Gobierno entienden que quien reemplace a Gils Carbó “no tiene que ser alguien de militancia política, sino un profesional reconocido por su trayectoria”.
El ministro de Justicia, Germán Garavano, aseguró que el Gobierno valora “el paso al costado” dado por la procuradora general de la Nación y adelantó que van a darle “curso a partir del día de hoy al trámite de la renuncia” porque esto va a permitir “avanzar en un proceso de construcción de consensos para empezar a dar respuesta a los argentinos en materia de persecución penal”.
Garavano aclaró además que fue León Arslanián, el abogado de la procuradora, quién hizo llegar la carta de renuncia de Gils Carbó y que fue por su intermedio que “mantuvo un diálogo institucional” con la procuradora.
Al momento de analizar la carta de renuncia que presentó Gils Carbó, Garavano adviritó que la procuradora puso “de relieve el trabajo realizado” y expresó el deseo de que “pueda ser continuado”, pero señalando a su vez que entiende que “en este momento no se están dando esas condiciones”.
En tanto, el presidente del interbloque de diputados de Cambiemos, el radical Mario Negri, también se refirió a la renuncia de Gils Carbó: “Es un paso adelante para terminar con la discrecionalidad en el Ministerio Público Fiscal. Se hacía irresistible su permanencia en el cargo”, afirmó.
“Gils Carbo llegó con un curriculum para manejar la Procuración Fiscal con un criterio independiente y lo primero que hizo fue formar una agrupación política. Y a partir de ahí toda la discrecionalidad que uno puede imaginar pasó por sus manos. Es un buen final”, sentenció el dirigente radical.
Por su parte, la titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, dijo a Télam que la renuncia “era la mejor opción que tenía Gils Carbó, porque le hizo mucho daño a la República. Hay que tener en cuenta que está procesada en una causa de corrupción, y como jefa de fiscales podía entorpecer el trabajo del fiscal que debe investigar esa causa”.
En tono con lo que dijeron desde otras áreas de Gobierno, Alonso remarcó que la procuradora general de la nación era “un dique de contención negativo para los cambios que hay que implementar en Argentina, cambios necesarios para tener una justicia eficiente y ágil”.
Por otro lado Alonso valoró que Gils Carbó hiciera efectiva su renuncia a partir del próximo 31 de diciembre: “Me parece responsable que no haya dejado acéfala la Procuración dejando un tiempo prudencial, una suerte de ventana para implementar los mecanismos necesarios para dar con su reemplazo”, concluyó la titular de la Oficina Anticorrupción.

Dejanos tu comentario