MERKEL FUE DERROTADA Y LA EXTREMA DERECHA ALEMANA CAYÓ EN ELECCIONES REGIONALES

Tres semanas después de triunfar en las elecciones generales alemanas, los conservadores de la canciller Angela Merkel sufrieron hoy un duro revés en los comicios del estado norteño de Baja Sajonia, al tiempo que la extrema derecha registró una dramática caída después de obtener un resultado histórico a nivel nacional y lograr ingresar por primera vez en décadas al parlamento federal.
La Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel obtuvo un 34,9% de los votos, según indican las primeras proyecciones difundidas por la televisión pública, su peor resultado desde 1959 en esta región del norte alemán, una derrota que puso fin a una serie de cuatro victorias seguidas que ya habían sido bautizadas por la prensa como parte del “superaño electoral” del oficialismo conservador.
El gran ganador en Baja Sajonia fue, irónicamente, el gran perdedor de las recientes elecciones generales, el Partido Socialdemócrata (SPD), con alrededor de un 37% de los votos, informó la agencia de noticias nacional DPA.
“El SPD es claramente el ganador de las elecciones en Baja Sajonia”, celebró el presidente de los socialdemócratas, Martin Schulz, quien sufrió un histórica derrota el mes pasado en los comicios federales.
La xenófoba Alternativa para Alemania (AfD) obtuvo un 6,0% quedó lejos, en quinto lugar, justo por encima del umbral del 5% que necesita para entrar por primera vez al parlamento regional de Baja Sajonia. En términos históricos fue una victoria, pero con respecto al 9.1 % que obtuvo en el estado en las últimas elecciones generales y el 12,6% que consiguió a nivel nacional, representa una caída significativa.
El tercer lugar fue para Los Verdes que cayeron un poco con respecto a su última elección local, pero obtuvieron 8,2%, mientras que el Partido Liberal (FPD) también perdió votos y se ubicó entre el 7 y el 7,4%.
El resultado de estos dos partidos se esperaba con mucha expectativa porque se trata de los dos potenciales socios que tendrá Merkel para formar una nueva coalición de gobierno en las negociaciones que comienzan el próximo miércoles y que deberían terminar en un gabinete antes de Navidad.
Una vez más, el Partido La Izquierda quedó fuera del parlamento regional de Baja Sajonia al no poder superar el umbral electoral. Sólo consiguió entre 4,6 y 4,8 por ciento del sufragio.
Sumada al amargo sabor que dejaron las generales, la derrota en Baja Sajonia podría debilitar a Merkel de cara a las negociaciones entre formaciones con marcadas diferencias programáticas.
Pero también sus posibles socios de gobierno -los liberales y los verdes- tropezaron en estos comicios regionales.
Para los socialdemócratas, en cambio, la victoria supone un poco de oxígeno tras la racha de fracasos en las generales y las regionales en los estados de Sarre, Schleswig-Holstein y Renania del Norte-Westfalia.
Baja Sajonia es la segunda mayor región de Alemania y tiene peso en la Cámara Alta federal, en la que están representados los estados federados.
En ese estado, además, está asentado el gigante automotor Volkswagen, del que el “land” ostenta un 20,1% de las acciones. Además, es una de las regiones con mayor actividad agraria.

Dejanos tu comentario