Pobreza en Argentina: alcanzó el 36,5% en el primer semestre

El INDEC informó que la pobreza y la indigencia tuvieron un leve descenso durante el primer semestre del año.

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) informó que el índice de pobreza bajó al término del primer semestre del año al 36,5% frente al 37,3% de igual período del año pasado. En tanto, el nivel de indigencia se colocó en 8,8%, por debajo del 10,7 % de igual período del 2021.

El porcentaje de hogares por debajo de la línea de pobreza (LP) alcanzó el 27,7%, mientras que los hogares bajo la línea de indigencia (LI) llegó al 6,8%. Esto implica que, para el universo de los 31 aglomerados urbanos de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH), por debajo de la línea de pobreza se encuentran 2.684.779 hogares, que incluyen a 10.643.749 personas; y, dentro de ese conjunto, 660.494 hogares se encuentran por debajo de la LI, lo que representa 2.568.671 personas indigentes.

Con respecto al segundo semestre de 2021, la incidencia de la pobreza registró una reducción de 0,2 puntos porcentuales (p.p.) en los hogares y de 0,8 p.p. en las personas. En el caso de la indigencia, mostró un aumento de 0,7 p.p. en los hogares y de 0,6 p.p. en las personas.

El organismo estacó que a nivel regional se observó una reducción de la pobreza en la mayor parte de las regiones. La indigencia aumentó en tres regiones y disminuyó en las otras tres.

El índice de Pobreza y el de Indigencia se conforma por una comparación del costo de la Canasta Básica Total (CBT), en el primer caso, y de la Alimentaria (CBA), en el segundo, frente a los ingresos percibidos por una persona o un grupo familiar.

La CBT que fija el umbral por debajo del cual se cae en la línea de la pobreza aumentó 36,9% en el primer semestre del año para alcanza a junio los $104.216, para una pareja con dos niños de 6 y 8 años. En tanto la CBA, por debajo de la cual se cae en la indigencia, aumentó 41,1% en el primer semestre para llegar a $45,529 millones.

Por contrapartida, el Índice de Salarios subió 34,3% en el primer semestre, por debajo de la evolución de la CBT y la CBA, pero con diferencia al interior de los ingresos, ya que los trabajadores privados tuvieron un alza del 36%; los empleados públicos, 35,2%, pero los no registrados, que son el 37% del total de los empleados, el 27,9%.

Si se hace la comparación con los últimos 12 meses, cuando el Índice de Pobreza era del 40,6% y el de Indigencia de 10,7%, la CBT aumentó un 56,7% y la CBA el 63,7.

En ese caso, el Índice de Salarios subió 67,7%, pero con alzas del 68,3% en los salarios de los trabajadores privados, del 72,6% en los de los empleados públicos, pero solo del 58% en los «no registrados.

Entre segundo trimestre de este año e igual período del año pasado el Índice de Desocupación bajó al 6,9% desde el 9,6% de con un crecimiento del 6,5% de la economía, y una inflación del 64% en 12 meses.

Dejanos tu comentario