Separan a 4 policías por un caso de violencia institucional y el Gobierno pide sanciones severas

Cuatro efectivos de la Policía de Córdoba fueron separados de sus cargos tras haber sido denunciados por atacar a golpes y fracturar la mandíbula de un hombre al que presuntamente detuvieron por error en la ciudad de Río Cuarto, y el Gobierno provincial pidió severas sanciones para los acusados si se comprueban los hechos.

Fuentes oficiales aseguraron que el hecho ocurrió en la madrugada del último domingo en una ruta de acceso a Río Cuarto, y la víctima es un plomero oriundo de Río Segundo, identificado como Carlos Galíndez, quien permanece internado en el Sanatorio Allende, de Córdoba.

Según los investigadores, todo comenzó cuando Galíndez regresaba junto a su esposa de sus vacaciones y fue detenido en la ruta por policías que lo obligaban a firmar un acta en blanco y, aparentemente ante esa negativa, lo golpearon en la cara y en el estómago.

“Detuvieron la camioneta junto a la banquina y, en ese mismo momento casi de manera simultánea, cinco patrulleros detuvieron la marcha de un auto blanco”, relató hoy el abogado de Galíndez, Diego Orlando Chiechi.

Cuando quisieron retomar su marcha, los agentes le indicaron que ellos iban a ser conducidos a la comisaría, al igual que los ocupantes del vehículo sospechoso.

“Le quieren hacer firmar documentación en blanco y él se niega, como lo haría cualquier otra persona, entonces empezó la agresión”, apuntó el letrado.

“Dos policías varones se quitan la identificación que tenían en sus uniformes y comienzan a golpearlo salvajemente. Primero, le pegan en el estómago, lo que hizo que Galíndez se defecara; luego, le pegan en la cara, hasta romperle la mandíbula”, describió Chiechi en declaraciones al sitio puntal.com.ar.

Esta mañana, el ministro de Seguridad de la provincia de Córdoba, Alfonso Mosquera, pidió “las más severas y complejas sanciones” si se comprueban los hechos cometidos por los policías.

“La Justicia y el Tribunal de Conducta Policial investigan un hecho de lesiones graves ocurrido en dependencias policiales de Río IV. En caso de acreditarse apremios ilegales reclamamos para sus autores las más severas y ejemplares condenas ante la cobarde y deleznable actitud”, expresó el funcionario en su cuenta de Twitter.

Asimismo, en esa red social agregó: “El Ministerio de Seguridad y la Policía de Córdoba prestan máxima colaboración para el total esclarecimiento del hecho, la identificación de los responsables y el ulterior juzgamiento de los aberrantes sucesos”.

Fot: Diario Puntal

Dejanos tu comentario